cabecera blog chiruca

Miércoles, 02 Mayo 2018 17:04

El secreto de la provincia de Segovia

Escrito por Chiruca

En la frontera entre Madrid y Segovia nace uno de los mayores, y más bellos, secretos de la provincia castellana. El río Duratón. Un cauce fluvial con sus famosas hoces, que no solo son espectaculares por la belleza de sus rincones, sus acantilados, su discurrir en zig-zag; sino que, además, es el hogar donde anida la mayor colonia de buitres leonados del mundo. Todo un espectáculo que, para muchos, es del todo desconocido.

No hay nada como disfrutar de este inédito paraje, caminando entre sendas señalizadas disfrutando de sauces, álamos, frescos, olmos, alisos y arces que crecen a la orilla del río. Todo ello salpicado por restos de arte románico. Un total de 25 kilómetros entre acantilados de piedra caliza de más de 70 metros de altura. Un espectáculo para los sentidos.

Aunque una de las formas más recurrentes para recorrer las Hoces del Río Duratón es hacerlo en piragua entre las inmensas paredes de roca gris y naranja, os proponemos unas rutas de senderismo señalizadas.

La que recibe el nombre de Senda Larga es la más bella y la más conocida de las rutas y, como su nombre indica, requiere de un tiempo de unas 6 horas para realizarla por completo; sin tener en cuenta las lógicas y necesarias paradas. Si tu idea es realizarla, apunta: comienza en la localidad de Sepúlveda y no tiene pérdida para seguir por la margen derecha del río hasta el puente de Villaseca, donde finaliza.

Una recomendación si decides venir a este bello paraje, no olvides los prismáticos para admirar a toda una especie de dos metros y medio de envergadura y que puede llegar a pesa 7 kilos. Hablamos del buitre leonado. Es en las zonas de los cortados de las paredes de roca donde se pueden observar un mayor número de ellos y, si tenemos suerte, disfrutar de sus acrobacias en pleno vuelo.

Durante los meses de enero a julio está regulado el acceso a la zona, especialmente para evitar molestar a estas aves y que abandonen a sus crías en el nido. Y es que lo que tiene el buitre leonado de grande, lo tiene de asustadizo.

Teniendo en cuenta  esta premisa, y también por las condiciones climatológicas, la mejor época para visitar las Hoces del Río Duratón es en otoño, época de máximo esplendor de álamos, fresnos, sauces, alisos, olmos y arces.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

©2018 Calzados Fal | CHIRUCA. Todos los derechos reservados